El desarrollo infantil en los primeros años se caracteriza por la progresiva adquisición de funciones tan importantes como el control postural, la autonomía en los desplazamientos, la comunicación, el lenguaje verbal y la interacción social. Esta evolución es fruto de la interacción entre factores genéticos y ambientales. De esta manera, y teniendo en cuenta la importante plasticidad del sistema nervioso en estas primeras etapas, cuanto más temprana sea la intervención menor será el retraso.

Por todo ello, actualmente la intervención no sólo se dirige al niño sino también a la familia y al entorno como partes fundamentales e implicadas en todo este proceso.

Dentro de este enfoque ecológico y sistémico, cobra especial sentido el papel de la Terapia Ocupacional (TO), que se define como la utilización terapéutica de las actividades de la vida diaria, productivas y de ocio en personas que se encuentran limitadas (por un trauma físico, psíquico o enfermedad, disfunción psicosocial, incapacidades del desarrollo o del aprendizaje, pobreza y diferencias culturales o por el proceso de envejecimiento), con los fines de maximizar la independencia, prevenir la discapacidad, mejorar el desarrollo y mantener la salud. Se incluye la adaptación de tareas y/o la intervención sobre el ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar la calidad de vida.

De esta manera y tomando como referente la definición de Atención Temprana se justifica la intervención de la Terapia Ocupacional, como acción preventiva y/o asistencial, dirigida al niño/a, familia y entorno, fundamentando esta intervención en los aspectos relacionales, lúdicos y funcionales.

La Terapia Ocupacional en Pediatría, evalúa la capacidad del niño para desempeñar con éxito las actividades de la vida cotidiana e interviene cuando dicha capacidad está en riesgo o dañada por cualquier causa. El terapeuta ocupacional utiliza la actividad con propósito y el entorno para ayudar al niño a conseguir el máximo de autonomía e integración.
El terapeuta ocupacional es el profesional formado y capacitado para acompañar y facilitar la participación del niño en todas aquellas actividades de su vida diaria que contribuirán al desarrollo de su autoestima y de la confianza en sí mismo.

A quién va dirigida

Los terapeutas ocupacionales especializados en la atención a la infancia se preocupan por todos aquellos niños que ven mermadas sus posibilidades de participación debido a factores de riesgo psicosocial, discapacidades congénitas o adquiridas (síndromes, cromosomopatías) y trastornos asociados a los primeros años de vida. Un niño puede ser referido a Terapia Ocupacional por dificultades en las áreas de autocuidado, productividad, ocio y tiempo libre o por dificultades en componentes del desarrollo sensoriomotores, cognitivos y psicosociales, que pueden interferir en el proceso de aprendizaje (AOTA, 1999).

La TO aborda, entre otras, las siguientes patologías o dificultades en el desarrollo:

    • Prematuridad y bebés de alto riesgo.
    • Parálisis Cerebral Infantil.
    • Artrogriposis múltiple congénita.
    • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
    • Síndrome de Down, síndrome de X-frágil y otros síndromes.
    • Espina bífida y mielomeningocele.
    • Lesión medular espinal.
    • Traumatismos craneoencefálicos.
    • Parálisis braquial obstétrica.
    • Lesiones traumáticas, alteraciones musculoesqueléticas y amputaciones.
    • Retraso en el desarrollo.
    • Problemas de aprendizaje.
    • Disfunciones de alteración sensorial: dispraxia y apraxia evolutiva, inseguridad gravitacional, defensa táctil-hipersensibilidad, alteración vestibular bilateral, alteraciones del aprendizaje, otros.
    • Alteraciones sensoriales: Deficiencia visual o ceguera, sordoceguera, pérdida de audición, baja visión, privación sensorial, otros.
    • Distrofias musculares.
    • Autismo y otros trastornos del espectro autista.
    • Problemas de motricidad.
    • Etcétera.

Servicios

    • Valoración y evaluación continua.
    • Elaboración de programas de tratamiento con sus correspondientes objetivos individualizados.
    • Seguimientos
    • Entrenamiento y asesoramiento a la familia.
    • Consejo, asesoría y consulta.
    • Prevención y promoción de la salud. Educación sanitaria.
    • Investigación y docencia.
    • Enseñanza y supervisión.
    • Diseñar actividades y/o tareas para el desarrollo de habilidades y destrezas sensoriomotoras, de procesamiento y de comunicación e interacción. Analizar y/o adaptar actividades para que se ajusten a las necesidades de los niños.
    • Estimulación Temprana. Preventiva y Terapéutica.
    • Intervención en prematuros.
    • Evaluación y entrenamiento en Actividades de la Vida Diaria.
    • Diseño, fabricación de tecnología asistida o dispositivos de órtesis, y entrenamiento en el uso de prótesis.
    • Determinación, diseño, realización, aplicación de adaptaciones y entrenamiento en el uso de férulas, ortesis, ayudas técnicas.
    • Valoración y adaptación de entornos y procesos, incluyendo la aplicación de principios ergonómicos.
    • Integración sensorial
    • Terapia psicomotriz.
    • Mejora de la motricidad fina y la grafomotricidad.
    • Exploración prevocacional.
    • Ludoterapia.
    • Terapia creativa…

Fuente: Atenciónydesarrolloinfantil.es

Anuncios